Pin It

Widgets

El Costo de Oportunidad en las Inversiones

Vik AdNetwork | 9:27 | 0 comentarios

El costo de oportunidad es algo que todo inversor debería tener presente de forma permanente. Es lo que se deja de ganar por no tener el dinero invertido en otro sitio distinto del que se encuentra en la actualidad.

En teoría todo el mundo (salvo rarísimas excepciones) está incurriendo siempre en un costo oportunidad, ya que no es posible tener invertido todo el patrimonio de forma permanente en la inversión perfecta.

En la práctica es irreal buscar continuamente la mejor inversión del mundo pero en muchas ocasiones se podría mejorar la distribución y rentabilidad del patrimonio si se tuviera presente este coste de oportunidad y se analizaran diferentes opciones al alcance real de cada inversor.

Por tanto el planteamiento que habría que hacerse no es “debo encontrar la mejor inversión del mundo” sino “¿tengo invertido mi patrimonio de la mejor forma que sé hacerlo?”.

A pesar de que el costo de oportunidad debe vigilarse de forma continua, siempre de forma conjunta con el riesgo y la fiscalidad de cada opción, hay una situación donde debe estudiarse con especial atención; cuando el inversor se ha equivocado en una de sus inversiones.

Es prácticamente imposible, sino totalmente imposible, no cometer nunca un error al invertir. Lo importante es reducir el número de errores y gestionarlos de la mejor forma posible cuando se produzcan.

A muchos inversores les cuesta reconocer primero y reparar después el haber cometido un error. Es un error, valga la redundancia, aferrarse a una mala inversión sólo por no reconocer que se ha cometido un error. Las decisiones deben tomarse de forma racional y cuando se detecta un error debe reconocerse inmediatamente y empezar a pensar la mejor forma de gestionarlo. En la inmensa mayoría de las ocasiones es mucho más sensato y rentable buscar una alternativa mejor , con la cabeza fría y sin precipitaciones que lleven a saltar constantemente de una inversión a otra, que quedarse sentado y sin capacidad de reacción sobre una mala inversión esperando que la suerte y el tiempo la conviertan en una buena inversión.

Hay que tener más miedo a no analizar el coste de oportunidad que a reconocer y reparar un error. 

Nota: ¿Tienes alguna duda sobre el contenido de este artículo? haz tu pregunta y te la responderé a la mayor brevedad posible. Y para cualquier duda sobre otros temas puedes utilizar el Foro de Economistas Online, e igualmente tendrás una respuesta lo antes posible.

Archivado en:: , ,

0 comentarios

Tu opinión nos interesa. Déjanos un comentario...