Pin It

Widgets

Apocalipsis o resurrección: lo mejor y lo peor de la economía en 2013

Vik AdNetwork | 14:42 | 0 comentarios

Analistas económicos del banco UBS estiman en un 5% las probabilidades de colapso de la zona euro y en un 20% la agudización de los problemas presupuestarios de EE.UU. El día 12/12/12 no es sólo un bonito número y un tema predilecto para medios y blogueros sino la fecha de la publicación del informe anual de inversiones del banco UBS. 

La fecha de la publicación fue anunciada de antemano poniendo énfasis en su simbolismo. “Contrariamente al calendario maya y a los pronósticos pesimistas de los economistas, el fin del mundo no ha llegado en 2012", adelanta las conclusiones el director de inversiones de UBS Wealth, Alexander Fridman, en el resumen del informe de gestión, pese a que todavía quedan días hasta que termine el año. 

Los analistas de UBS han intentado avisar a sus lectores sobre posibles escenarios que podrían impulsar la economía global o al contrario, sumirla en una mayor depresión el próximo año. Los expertos han presentado una evaluación de la probabilidad de cada suceso, así como su eventual impacto en las tasas de cambio, valores y recursos. 

Aquí les presentamos algunos de los guiones más radicales, tanto positivos, como negativos:
Agudización de los problemas presupuestarios de EE.UU. Probabilidad: 20%, aunque el pronóstico básico de UBS es un "moderado endurecimiento de la política fiscal" y el crecimiento del PIB en entre un 2% y un 2,5%. 

Rápida recuperación del mercado inmobiliario en EE.UU. Probabilidad: 20%. El pronóstico principal es una lenta recuperación del mercado de viviendas y una subida de su precio en un 2%. 

“Descenso duro" de China Probabilidad: 10%. La proyección básica es un crecimiento de la economía china en entre un 7,5% y un 8%. Sin embargo, el país puede afrontar retos relacionados con el exceso de capacidad productiva y el aumento de la inestabilidad social debido a los escándalos de corrupción o a conflictos con países vecinos (una confrontación militar es poco probable). 

“El despertar” del consumidor chino Probabilidad: 20%. El éxito en esta área dependerá de la voluntad política de los nuevos dirigentes de China. Según el guión básico, las autoridades reequilibrarán la economía en favor del crecimiento del consumo. 

El colapso “no controlado” de la eurozona o al contrario, la solución de la crisis en la zona de euro Probabilidades: 5% y 10%, respectivamente. 

El guión básico es una baja tasa de crecimiento de la economía europea tras la recesión de 2012. Sin embargo, Grecia podría abandonar la zona euro. Este riesgo es pequeño, pero no debe descartarse, si el país vuelve a quedarse sin Gobierno y Alemania se niega a ayudarle. En tal caso aumenta considerablemente el valor del dólar y de las monedas independientes de algunos países de la UE (la corona checa o el zloty polaco, por ejemplo). 

Según el guión más positivo (la solución de la crisis), además de los frutos que aportarán las medidas de austeridad, Italia y España llevan a cabo varias importantes reformas del mercado laboral y comienzan a reducir la brecha de su competitividad con Francia y Alemania. Exitosas negociaciones al máximo nivel sentarán las bases normativas para la elaboración del presupuesto federal en la eurozona. Antes del 2018 se crearán los Estados Unidos de Europa. Un escenario poco probable, pero más posible que la "desintegración no controlada", según imaginan los expertos de UBS. 

La escalada del conflicto en Oriente Medio Probabilidad: 15%. Algunos colaboradores de UBS consideran la situación en Oriente Medio como de una "incertidumbre controlada". Las élites políticas y empresariales de la región no quieren una escalada incontrolada de conflictos, pero al mismo tiempo se aprovechan de mantener la tensión. Las situaciones más explosivas son: la injerencia de Irán y el Líbano en la guerra civil en Siria o un ataque de Israel a las instalaciones nucleares de Irán. Según las estimaciones de UBS, en el último caso será inevitable el bloqueo del estrecho de Ormuz, a través del cual se exporta un 20% del petróleo mundial, lo cual conllevaría un aumento de los precios del crudo en un 50% (hasta los 185 dólares por barril) y asestaría un duro golpe a los mercados asiáticos, los más necesitados de esta materia prima. Por otro lado, los problemas de este tipo suelen ser temporales, concluyen los analistas. 

Archivado en:: ,

0 comentarios

Tu opinión nos interesa. Déjanos un comentario...