Pin It

Widgets

Tras la bonanza llegó la crisis para el sector cafetero

Vik AdNetwork | 17:25 | 0 comentarios

Roya amarilla y caída de precios internacionales ponen casi en quiebra a 20 mil productores que corren riesgo de volver a sembrar coca para sostener su economía.

Hasta el 2011 era un boom cultivar café por los excelentes precios que se manejaban en el mercado internacional, llegando a US$ 245 por quintal, lo que permitió a 160 mil familias de la selva peruana encontrar una alternativa rentable.

Pero eso puede cambiar, la plaga de la roya amarilla, que afectó a 200 mil hectáreas y la caída de los precios internacionales del grano a US$ 145 el quintal, ha puesto a más de 20 mil cafetaleros al borde de la quiebra, con el riesgo latente de que retornen al cultivo ilegal de la hoja de coca.

Las regiones más golpeadas por la roya amarilla son Cajamarca, San Martín, Amazonas, Junín y Cusco (representan el 90% del área cafetalera), así como Ayacucho, Huánuco, Pasco, Puno y Ucayali, estimándose un daño del 20% de la producción nacional, que el año pasado alcanzó los 6,5 millones de quintales. Es decir, se perderán 1,4 millones de quintales en el 2013, equivalente a US$ 210 millones, por lo que el gobierno declaró el 4 de mayo último el estado de emergencia para el sector cafetalero por 60 días.

"Se están destinando S/. 100 millones para reducir la incidencia de la enfermedad en la presente campaña, con la entrega de un paquete de insumos para fumigación y fertilización (orgánica y química), pero los gobiernos regionales pueden orientar sus propios recursos para atender a los agricultores de su jurisdicción", señala el Director de Competitividad Agraria del Ministerio de Agricultura, José Muro.

Otro factor que incidió en la economía de los cafetaleros ha sido la caída en los precios internacionales del grano, que en el 2011 llegó a los US$ 245 por quintal, pero en el 2012 se redujo a US$ 180 y actualmente se sitúa en US$ 145 el quintal, como resultado del impacto de la crisis mundial.

"Ahora a los agricultores les pagan en el campo S/. 5,50 por kilo de café, cuando en el 2011 lo vendíamos hasta S/. 10”, dice el presidente de la Junta Nacional del Café, Abner Román.

José Muro del Minag explica que esto también fue tomado en cuenta para declarar la emergencia, aunque consideró que ante la menor producción de café que habrá en Latinoamérica por efecto de la roya amarilla, hay expectativa porque se eleven los precios ante una eventual escasez del grano.

Asimismo, según los cafetaleros la cosa hubiera sido peor si se mantenía el cobro de una doble tributación que justificaba la Sunat, pero que denunciaban los productores, pues les contabilizaban deudas por más de S/. 500 millones.

Para la Sunat, el acto cooperativo, es decir el acopio de café que implica pago al contado de las cooperativas a los agricultores asociados, era considerado susceptible de cobro de Impuesto General a las Ventas (IGV), cosa a la cual se oponían los cafetaleros, al señalar que no se podía pagar doble tributación, pues recién la cooperativa podía pagar impuestos con la venta del producto al mercado.

Esto fue frenado con la promulgación a fines del año pasado de la Ley que Promueve la Inclusión de los Productores a Través de Cooperativas (que conserva la figura del acto cooperativo), pero que le falta reglamentación para aplicarla a plenitud.

Cifras:

160 mil familias de pequeños productores están inmersos en el sector cafetalero nacional.

90 mil hectáreas de café orgánico se cultiva en el país.

6 millones de quintales de café al año envía el Perú al exterior, convirtiéndose en el noveno exportador mundial.

Archivado en:: , ,

0 comentarios

Tu opinión nos interesa. Déjanos un comentario...