Pin It

Widgets

El Premio Nobel de Economía y los Mercados Eficientes

Vik AdNetwork | 12:40 | 0 comentarios

Por Carlos Aguirre
Eugene Fama es considerado el padre y defensor de la hipótesis de los mercados eficientes. Esto implica que el precio de una acción en cada momento "captura" toda la información relevante; es decir, incluye toda la información, pasada y actual, que incide en su valor.

Lo anterior tiene implicancias importantes. Si los precios capturan toda la información relevante en este momento, la única forma de que el precio cambie es que llegue nueva información. Pero nadie sabe cuándo va a llegar nueva información porque precisamente es nueva. Además, así se supiera cuándo va a llegar nueva información, no se sabría si esta información nueva será positiva o negativa para el valor de la acción. Por lo tanto, los precios de las acciones siguen un "recorrido aleatorio".

Un par de ejemplos simples nos ayudarán a entender esta teoría. Si un empresa petrolera anuncia que ha encontrado un nuevo yacimiento de petróleo, con tales reservas, de tal tipo, etc. y lo anuncia al mercado (a través de hechos de importancia en la SMV, en medios de comunicación, etc.) los analistas financieros "incorporarán" esta información en sus análisis, y si para el consenso del mercado este proyecto crea valor, entonces esto se reflejará en un mayor precio de la acción de la empresa unos minutos después de conocida la nueva información por el mercado; si el mercado es eficiente claro está.

Otro ejemplo sería el siguiente. En las elecciones pasadas el presidente Humala y su plan primigenio eran una alarma para la economía y por ende para el valor de las empresas. Cada vez que se acercaba la fecha de las elecciones y se publicaban encuestas en las cuales Humala subía en intención de voto, la bolsa y los precios de las acciones caían. El lunes después del domingo previo de elecciones, sabiéndose que Humala había ganado las mismas, la bolsa cayó y tuvo que ser cerrada temporalmente.

En primer lugar vemos cómo la nueva información de las encuestas se iba incorporando en los precios de las acciones. En segundo lugar, y bajo la hipótesis de mercados eficientes, podemos inferir que los mercados tuvieron hasta el último momento la esperanza de que Humala perdiera las elecciones. Me explico. Si el mercado hubiera descontando una semana antes de que Humala iba a ganar las elecciones (al 100% de probabilidad), la bolsa hubiera caído en esa fecha. Luego, con el resultado de las elecciones no hubiera vuelto a caer el lunes siguiente. ¿Por qué? Porque la información de la victoria de Humala no hubiera sido nueva información, información que habría sido incorporada una semana antes.
La hipótesis de mercados eficientes tiene implicancias para nosotros. Como las acciones siguen un camino aleatorio, nadie puede predecir su comportamiento y por lo tanto nadie puede batir al mercado, entendiéndose esto último como que nadie puede obtener mayores retornos que los "justos" por el riesgo asumido2.

Esto implicaría por ejemplo que no tendríamos que pagarle las comisiones que actualmente les pagamos a las AFP para que administren activamente nuestros fondos. Tal vez tendríamos la misma o mayor rentabilidad ajustada por riesgo si administraran pasivamente nuestras carteras, con lo cual la comision debería ser menor. Podría existir un fondo 4 donde por ejemplo el 30% se invierta en el índice S&P500 y el resto en el índice general o selectivo de la BVL. Es probable que sea más rentable que invertir activamente en el Fondo 3.

El profesor Robert Shiller, al contrario de Fama, considera que los mercados no son eficientes. Shiller escribió el libro Exuberancia Irracional donde trato de explicar el comportamiento del mercado bursátil norteamericano incorporando variables sociológicas y culturales para explicar el comportamiento del precio de los valores.

Los seres humanos no somos tan racionales como lo señala la teoría convencional, ni somos unas máquinas que constantemente hacemos cálculos para tomar decisiones. Nos comportaríamos eventualmente con una fuerte dosis de euforia colectiva dando lugar a las burbujas especulativas. Es importante entonces su investigación sobre el comportamiento irracional de los mercados financieros y las burbujas especulativas en relación con los mercados bursátiles y los precios de la vivienda. Según Shiler "las burbujas financieras tienen su origen en el hecho de que los "humanos somos animales sociales, e influimos unos en otros", lo que da lugar al "contagio social". Cuando las burbujas de precios de los activos crecen, los precios de las acciones suben porque se habla de una "nueva época"; del mismo modo, los aumentos sostenidos de los precios de la vivienda refuerzan la creencia colectiva de que los precios de la vivienda nunca bajan, lo que perpetúa una tendencia al alza que parece inevitable". Con este comportamiento, con esta exuberancia irracional, los activos (acciones) llegan a tener precios muchos mayores al que debería tener según los fundamentos de las empresas, generándose de esta forma las burbujas. Los tres ganadores señalan finalmente que no hay manera de predecir el precio de las acciones y bonos en el corto plazo; sin embargo en periodos más largos, tres a cinco años, es posible prever su comportamiento.

Archivado en:: , ,

0 comentarios

Tu opinión nos interesa. Déjanos un comentario...