Pin It

Widgets

Lo único certero del riesgo es su volatilidad

Vik AdNetwork | 18:25 | 0 comentarios

¿Qué condiciones volátiles existen actualmente en los mercados mundiales?

Se dice que la volatilidad en los mercados ha perdido toda dimensión y proporción. Sin embargo, esta característica se acentúa en los mercados financieros (activos financieros), porque en el caso de los mercados de insumos (commodities) se observa un comportamiento más o menos estacional; es decir, con tendencias predecibles según ciertas fechas calendario en las que se asume un aumento en la demanda internacional.

Por su parte, en el mercado forex (divisas) se advierte una migración en la fortaleza de ciertas divisas, pasando de la posición de premio en las monedas de los llamados países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) hacia las monedas de los llamados tigres asiáticos. Este comportamiento se explica por la sobrevaloración de las expectativas económicas y de crecimiento de los países BRIC. Esta carente fortaleza económica ubica sus monedas, paradójicamente al hacerlos más competitivos en sus exportaciones, en una situación de descuento o debilidad.

Al respecto, el análisis tradicional de valoración de riesgo, VAR y MDCI, han dejado de capturar de manera holgada el espectro de riesgo-volatilidad, por lo que las propias agencias calificadoras de riesgo se han dado a la tarea de: incorporar técnicas más sofisticadas de probabilidad (técnicas Fibocacci, por ejemplo) que les permita encontrar los umbrales de riesgo que soportan los beneficios esperados.

En ese contexto, y tomando en cuenta las asimetrías existentes en dichos mercados, ¿qué estrategias están implementando las empresas multinacionales de cara a diseñar planes de inversión y crediticios?

Las asimetrías (costos, tipos de interés, divisas, etc.) son el elemento más utilizado por las empresas multinacionales para compensar sus riesgos pero también para generar ganancias extraordinarias. Un reporte del BIS (Banco Internacional de Pagos, 2011) nos muestra el uso cada vez más habitual del arbitraje internacional de divisas por parte de los grandes corporativos. A modo de ejemplo, una conocida empresa multinacional dedicada a la venta al detalle genera el 32% de sus ganancias mundiales vía arbitraje de divisas.

Por otra parte, qué duda cabe que las asimetrías de los mercados fuerzan a las empresas multinacionales al diseño de estrategias integrales de cara a maximizar su renta mundial. La elusión fiscal es otra de las facetas muy utilizadas por los grandes corporativos. Así, en el año 2002, utilizando técnicas de precios de transferencia, una empresa automotriz japonesa eludió el pago de impuestos en los Estados Unidos por la cantidad de US$ 20,000 millones. Como es de advertir, la presencia de estas asimetrías ha permitido el diseño de técnicas más sofisticadas para aprovechar dichas diferencias en su propio beneficio y que difícilmente una empresa local puede obtener.

Por otro lado, ¿qué particularidades presenta la valoración de los proyectos de inversión mundial?

La valoración de las inversiones internacionales debe contemplar y adherir variables del mercado a las ya utilizadas por los métodos de valoración tradicionales.

Al respecto, los proyectos mundiales deben centrarse en la renta mundial y el efecto que sobre ésta tienen el riesgo cambiario, la doble tributación (withholding), el riesgo país y el efecto Fisher internacional, por ejemplo. Este tipo de valoración permite a los administradores financieros y a los abogados corporativos contar con los elementos económicos suficientes para diseñar estrategias administrativas y legales suficientes para hacer frente al entorno mundial. Al respecto, Mosqueda y Martínez (2010) ofrecen un modelo de valoración internacional que considera los elementos antes señalados, pero, además, se hace un análisis sobre las distintas estrategias que derivan de las decisiones en materia de inversión internacional.

En ese sentido, ¿qué podría decirnos acerca del riesgo como variable dinámica en la toma de decisiones?

Se dice que lo único certero del riesgo es su volatilidad. En este sentido, el riesgo siempre debe ser considerado dentro de un entorno dinámico (cambiante), pues depende de las variables económicas y sociales de los mercados. Contar con un modelo de valoración dinámico constituye una herramienta muy valiosa para los administradores internacionales pues permite adelantarse, con cierto nivel de precisión, a los posibles escenarios.

Es una realidad que las finanzas actuales deben considerar los resultados en términos netos y reales, esto es, reconociendo los elementos del mercado que los afectan pero también aquellos elementos probabilísticos que los pueden afectar, es decir, el riesgo. No incorporar el riesgo (probabilidad de fracaso) a la toma de decisiones equivale a una toma de decisiones más intuitiva (flat) que racional. Por lo tanto, a mayor riesgo se esperaría generar mayores ganancias en los proyectos emprendidos en otros países.

Finalmente, no debemos olvidar el carácter dinámico del riesgo, lo cual obliga, como hemos dicho, a la incorporación de nuevas variables o de nuevas ponderaciones a las variables ya existentes. En definitiva, considerar este dinamismo permite que la prospección sobre los resultados sea más congruente con las condiciones de los mercados y, por ende, permita la sobrevivencia de la firma a lo largo del tiempo.

Archivado en:: , ,

0 comentarios

Tu opinión nos interesa. Déjanos un comentario...