Pin It

Widgets

Mercados emergentes sufren éxodo de capitales más grande desde crisis del 2008

Vik AdNetwork | 8:35 | 0 comentarios

Inversionistas retiraron US$120,000 millones de países emergentes en el segundo trimestre. Desaceleración de China, precios de commodities y futura alza de la Fed reducen su atractivo.

Los inversionistas globales retiraron US$120,000 millones de países emergentes durante el segundo trimestre del 2015. Según JP Morgan, esta fuga en estampida se debe a la preocupación que genera la desaceleración de estas economías (especialmente China), la caída de precios de los commodities, problemas políticos (como el escándalo Lava Jato en Brasil y Turquía), y la expectativa ante el inminente aumento de la tasa de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) esperada para el segundo semestre del año.

Se trata del éxodo de capitales más grande desde la crisis financiera del 2009 y tiene un gran impacto tanto en los mercados de renta variable (volatilidad de precios de las acciones e índices) como los de renta fija (movimiento de las tasas de interés, reducción de emisiones de deuda) en todos los países emergentes. Si bien el retiro masivo se ha originado principalmente por los problemas económicos y políticos de Grecia, China y Brasil, el riesgo se percibe como sistémico y afectará también al Perú, según Orlando Mussio, gerente comercial de Diviso Bolsa. En el caso de Grecia, si bien el impacto de su crisis sobre América Latina ha sido pequeño, lo que ha ocasionado es que la percepción de riesgo sobre todos los países emergentes aumente. “Cuando el inversionista extranjero o global sale de América Latina, sale de toda América Latina”, enfatiza Mussio.

El gran miedo chino

Entre abril y junio, inversionistas retiraron US$142,000 millones de China. En los últimos cinco meses, las salidas de capital del gigante asiático han alcanzado US$520,000 millones, según JP Morgan. Esta cifra es incluso mayor a los US$400,000 millones que ingresaron a China entre el 2013 y el primer trimestre del 2014. Este éxodo supera al del 2012, cuando se retiraron US$165,000 en tres trimestres; y al que se dio durante la crisis financiera de Estados Unidos (segundo semestre del 2008), cuando se retiraron cerca de US$60,000 millones.

La salida de los capitales de China ha arrastrado a todos los mercados emergentes, que en el segundo trimestre registraron un flujo de capital menor a los niveles de la crisis financiera de Estados Unidos. En las últimas tres semanas, inversionistas han retirado U$14,500 millones de fondos de inversión de países emergentes, de los cuales US$12,100 millones estaban en países emergentes asiáticos. Sólo la semana pasada el retiro fue de US$4,500 millones, debido a la nueva la caída de las bolsas chinas, y la semana la anterior la salida alcanzó US$3,300 millones, según EPFR.

Ya no quieren

Junio fue el mes más débil del 2015 para los portafolios de mercados emergentes: sólo recibieron US$4,200 millones. Fue el cuarto mes con flujos más bajos que el promedio, según el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en ingles).

Los flujos hacia fondos de renta fija emergentes llegaron a US$1,200 millones en junio, con lo que el promedio de los últimos cinco meses fue de sólo US$2,000 millones mensuales. Esta cifra es mcho menor al promedio de US$15,000 millones mensuales que recibían los fondos emergentes de renta fija entre el 2012 y el 2014.

En renta variable, el ingreso de fondos cayó a un mínimo de US$3,000 millones, cifra mucho más baja que los US$9,500 millones que ingresaron en mayo y los US$16,500 millones en abril. La caída se debió principalmente a la caída de los flujos hacia países asiáticos, que cayeron de US$6,900 millones en mayo a US$700 millones en junio, debido a la preocupación por la Fed y China.
“Hay muchos fondos y flujos que le huyen a problemas de crecimiento y problemas políticos, y por ejemplo en América Latina estamos viendo temas de crecimiento enfriamiento relativamente fuertes en varias economías”, comentó Alonso Alcorta, analista de MCC Seminario.

Miedo a la Fed

Muchos inversionistas esperan que la Fed eleve las tasas de interés en setiembre o diciembre, lo que constituiría la primera subida de tasas desde el 2006. Sin embargo, nadie sabe de cuánto será esta alza y cuanta presión ejercerá sobre las monedas de los países emergentes. Muchos inversionistas esperaran a septiembre, para ver qué pasa con las tasas y luego tomar una posición, según The Financial Times. Según Mussio, de Diviso, lo único certero es que van a subir las tasas y eso seguirá presionando el tipo de cambio y la salida de emergentes. Por ejemplo, en renta fija se va dar una migración de capitales hacia economía más desarrolladas, agregó.

Según la calificadora de riesgo Fitch Ratings, el cambio en la política monetaria de la Fed tendrá efectos en las tasas de interés de emergentes, flujos de capital, monedas y un menor apetito por riesgo de países emergentes, aunque no se espera una crisis sistémica en estas economías. Además, la eventual elevación de tasas sería gradual y ya ha sido señalada hace mucho tiempo, por lo que no debería ser un shock.

Sin embargo, siempre hay países emergentes más vulnerables que otros. Aquellos que ya tienen un gran financiamiento externo, pocas reservas internacionales, altos niveles de apalancamiento y estructuras de deuda muy vulnerables serán más sensibles a este clima adverso. También son vulnerables lo que han quedado débiles por un menor precio de commodities y shocks políticos, según Fitch.

La situación de las reservas internacionales también preocupa mucho a inversionistas, ya que se estima que el total de reservas de divisas en los países emergentes ha caído en US$222,000 millones en el primer trimestre y llegó a los US$7.5 trillones, según datos del Fondo Monetario Internacional. Esto se debió a que los bancos centrales de países emergentes emplearon sus reservas para controlar la depreciación de sus monedas locales, ante retiros masivos de flujos de capital extranjeros.
Los nuevos vulnerables

En el 2013 JP Morgan identifico a los ‘cinco frágiles’ (fragile five en ingles: Brasil, Indonesia, India, Turquía y Sudáfrica) como los más países expuestos al finalizar el programa de expansión cuantitativa (QE) de Estados Unidos. Estos países se caracterizan por tener grandes déficits poco financiados, altas tasas de inflación y economías en desaceleración, entre otros problemas. Hoy, estos cinco países muestran menos señales de vulnerabilidad de darse una mayor salida de capitales debido a acciones de la Fed, según Fitch Ratings.

Ahora, los más vulnerables al alza de tasas son el Perú, Indonesia, Colombia, Turquía y Sudáfrica, denominados los PICTS, según un informe realizado por Richard Iley, economista jefe de mercados emergentes en BNP Paribas. El estudio que considera indicadores macro como crecimiento del PBI, cuenta corriente, liquidez externa y solvencia, entre otros. Uno de los principales factores es la exposición de los países a cambios en los precios de commodities. Colombia se muestra como el país más vulnerable debido a su alta dependencia respecto a al precio internacional del petróleo, mientras que los factores de mayor vulnerabilidad para el Perú –el cuarto con más riesgo, según el estudio– son su nivel de cuenta corriente, su ritmo crecimiento y su tasa de interés real.

Pese al estudio de BNP Paribas, no hay consenso entre los expertos sobre cuáles son los más vulnerables. Fitch le resta gravedad a la situación de los cinco frágiles y a los PICTS, con un informe donde analiza potenciales vulnerabilidades relacionadas a finanzas externas, finanzas públicas, liquidez enfocada en el sector bancario y exposiciones a shocks de capital. En su estudio, los países con mayor vulnerabilidad serían Armenia, Mongolia, Ucrania, Líbano, Mozambique, Georgia, Turquía, Hungría, Sri Lanka y El Salvador.

Archivado en:: ,

0 comentarios

Tu opinión nos interesa. Déjanos un comentario...